top of page
  • Writer's pictureLeticia Salazar

Consejos para los padres de la generación del Milenio

Updated: Apr 16, 2020

En esta generación de hoy día, donde los celulares y la conección WiFi se han convertido en partes escenciales de nuestra rutina, deberíamos tomar pausa y reflexionar en como poder mantener un balance entre el mundo virtual y el físico. Este es el caso de muchos padres q sienten que sus hijos solo quieren estar “pegados a la pantalla” y evitan tener una “conversación real”. A continuación podrán aprender varias estrategias para poder lograr tener una relación sana con sus hijos sin verse dañado con la llegada de la “etapa virtual’.

El primer paso es el más básico y el q deberíamos tomar en casi todas las circumstancias de la vida; tener una mente abierta y no cerrarnos a nuevas ideas y estilos de vida. En vez de criticar “su manera de comunicarse” o su “vicio con la pantalla” pudiéramos mostrar un interés genuino en aprender más sobre los beneficios de vivir en esta era tecnológica. Pudiéramos hacerles preguntas en vez de críticas y así hacerlos sentir que nos interesa adentrarnos un poco más en su mundo en vez de imponerles nuestras tradiciones y contarles una y otra vez “como en nuetros tiempos se leía de un papel y no de una pantalla”. Como padres, adultos, modelos de autoridad y ejemplo a nuestros jóvenes, deberíamos hacer un esfuerzo por darles una imagen de flexibilidad cognitiva donde el cambio se confronta con una buena actitud, una actidud donde favorecemos el crecimiento, el adeltanto y la adpatación como característica principal de los seres humanos. Con comentarios como “en mis tiempos se jugaba en el patio, corriendo y hablando cara a cara con nuestros amigos” solo estamos logrando apartarlos de nuestro lado, el mensaje q le estamos mandando es que no solo no aprobamos su nueva generación, sino, que no nos interesa explorar su mundo más a fondo. Si lo pensamos bien, esto lo podemos usar a nuestro favor ya que al interesarnos en sus gustos y costumbres, también estamos creando una conección y el lazo emocional que estamos tratando de crear.

Pudiéramos también ponernos al día y actualizarnos con tantos cambios para de esa manera, no sentirnos en tierra de nadie donde ya no se hace lo q se hacía antes pero tampoco sabemos hacer lo que se estila hoy. Es de extrema importancia mantenernos siempre sintonizados con los cambios que nos trae la vida y saber como trancisionar de generación en generación sin sentirnos fuera de sitio y hablando solamente con nostalgia de los “viejos buenos tiempos”.

Marquen límites, por ejemplo, hay momentos que deben ser sagrados y respetados; es como enseñarles modales. A la hora de la comida no se usa ninguna distracción electrónica ya que es el momento de recapitular como nos fue el día y de conectar emocionalmente con nuestros seres queridos. Esta regla vale para todo lo que sea educar y crear una costumbre. Los límites y reglas siempre son bienvenidas. Cuando marcamos límites y ponemos reglas, les dejamos saber a nuestros hijos que todos nos respetamos y nos damos nuestro espacio, le enseñamos tolerancia a que no todo es como ellos quieren y que para todo en la vida hay un tiempo. Marcar límites también les da sencación de estabilidad, predecibilidad y estructura.

Otro punto que es de vital importancia es enseñarles modales cibérneticos; dejarles saber que el “cyber bullying” no es permitido bajo ninguna circumstancia, enseñarles que tipo de páginas pueden/ deben de frequenter, tener conversaciones abiertas con ellos donde se discutan los pros y los contra del internet y toda su información por doquier.

Lo más importante en cualquier caso, es mantener siempre una actitud positiva, abierta y tener ánimos de aprender de todo por absurdo que parezca, de esta manera les estaremos enseñando los valores que de verdad hacen la diferencia.

La cura para todo mal tiene un nombre y es balance!


Escrito por Leticia Salazar @insight4selfactualization. Licensed Marriage and Family Therapist

15 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page